Los meses invernales conllevan toda una serie de inclemencias meteorológicas que, con mayor o menor intensidad, pueden afectar a que la conducción sea segura. La lluvia, el viento, la niebla, la nieve…son solo algunos de los elementos que pueden llegar a condicionarnos cuando estamos al volante, añadiendo cierto grado de dificultad e imprevistos que deberemos atenuar teniendo en cuenta los consejos que desde Grupo CMR exponemos a continuación;

  • Reducir la velocidad; ante las primeras gotas de lluvia es recomendable reducir la velocidad ya que las gotas pueden formar una película muy deslizante sobre el asfalto y mezclarse con la grasa que desprende de los coches.
  • Respetar la distancia de seguridad; aunque dicho consejo no se limita únicamente a los días de mal tiempo o climatología adversa, es más importante que nunca respetar la distancia de seguridad, puesto que la capacidad de reacción puede verse reducida y, además el posible mal estado del asfalto o el hecho de que esté mojado o con hielo, puede conllevar a que el coche tarde más en frenar por completo.
  • Conducir con marchas cortas; debido al agua de lluvia presente en las carreteras, es aconsejable utilizar marchas cortas para evitar acelerones o que entre agua en el motor.
  • Eliminar el vaho de los cristales; para ello deberemos utilizar el climatizador del coche, puesto que es la solución más rápida y cómoda. No trates de limpiar los cristales del coche con la mano mientras conduces, evita riesgos innecesarios.
  • Actuar ante aquaplaning (finas balsas de agua que al entrar en ellas nos hacen perder el control por la falta de adherencia al asfalto). Si se diera dicha situación, el conductor tiene que sujetar el volante con calma y firmeza, no frenar y, poco a poco, dejar de acelerar para recuperar progresivamente el control del coche.
  • Precaución ante placas de hielo. Especialmente a primera hora de la mañana, en las carreteras se forma placas de hielo, evita el peligro y toma precaución, soltando el acelerador, evitando volantazos y pisando el embrague hasta el fondo.
  • En caso de nevada, evitar tensar al máximo el freno de mano. Con el frío, los discos de frenado tienen a helarse, por lo que en situaciones de nieve, es mejor dejar puesta una marcha de cambio (en el caso de estacionar el vehículo hacia arriba pondremos la primera marcha, si estamos cuesta abajo dejaremos la marcha atrás).
  • Actuación en caso de atasco con nieve. Es importante evitar correr cualquier tipo de riesgo y esperar a ser atendido o rescatado. Por ello, permanece en el interior del vehículo con el motor en marcha y la calefacción encendida. Hay que ir revidando el tubo de escape para que no quede cubierto por la nieve y también es recomendable abrir un poco alguna de las ventanas del coche para que haya cierta ventilación y circulación del aire.
  • Uso de cadenas; en caso de nevada, es imprescindible no conducir sin llevar cadenas, ya que en cualquier momento podemos requerirlas y no debemos corres riesgos. Es importante saber y aprender cómo se utilizan para evitar ratos innecesarios.
  • Ante grandes ráfagas de viento con cambios involuntarios en la dirección provoca una pérdida de adherencia. Por lo tanto, si nos encontramos ante un viento intenso, deberemos sujetar firmemente el volante y mantener el motor con marchas cortas de forma que este revolucionado, de esta forma se obtiene un mayor control del coche. Siempre con suavidad, tanto en el momento de acelerar y frenar, al igual que con los cambios de dirección.

Conducción segura en invierno. Grupo CMR.

Desde Grupo CMR recomendamos que la prudencia al volante esté presente siempre, pero nos parece imprescindible remarcar los consejos a seguir en caso de que el mal tiempo nos añada dificultades, ansiedad o temores. La seguridad, la responsabilidad y la decisión en la conducción son muy importantes, como lo es también el hecho de llevar siempre la documentación en regla.

Si, por algún motivo, se hace necesario renovar el carnet de conducir (recomendamos revisar la fecha de caducidad con cierta regularidad para evitar sustos innecesarios), en CMR Palma y Marratxí nos encargamos también de todas las gestiones que sean precisas para renovar el carnet. Para renovar el carnet, recordamos que tan solo es necesario traer el permiso de conducir y el DNI, sin que sea imprescindible coger cita previa.