Los cambios atmosféricos, sobre todo la niebla, afectan nuestra manera de conducir y a nuestra visibilidad. Las condiciones de las carreteras cambian frecuentemente con niebla, nieve, heladas o lluvia.

 

En otoño e invierno, los bancos de niebla son habituales, especialmente en zonas con escasa ventilación, poco recambio del aire, y donde hay temperaturas bajas y con altos niveles de humedad.  

 

En CMR, te hemos preparado una serie de recomendaciones y acciones para conducir con niebla con total seguridad. Como te hemos dicho antes, la niebla reduce sensiblemente la visibilidad, por lo que debemos extremar la precaución.

 

¿Cómo se forma la niebla?

Conducir con niebla - carretera

La niebla aparece cuando el aire se enfría, se condensa y se convierte en vapor de agua al entrar en contacto con el suelo más frío. El vapor de agua contenido en el aire es directamente proporcional a la temperatura. Es decir, cuanto más caliente es una masa de aire, mayor es la cantidad de vapor de agua que puede contener. 

 

La niebla suele formarse durante la noche y las primeras horas de la mañana, las más frías del día. La niebla se forma principalmente en superficies húmedas: estanques, pantanos, arroyos, ríos o superficies aún húmedas por las lluvias recientes.

Conducir con niebla

Conducir con niebla

Las preguntas que nos han hecho muchas veces son varias: 

  • ¿Se puede encender la luz de largo alcance cuando hay niebla de noche?
  • Con niebla no espesa, ¿qué luces antiniebla está permitido encender en un turismo?
  • Si conduce una motocicleta y hay niebla ligera, ¿qué alumbrado debe utilizar?
  • Si es de día, hay niebla y no lleva luces antiniebla delanteras. ¿Qué luces debe encender?
  • Si no hay niebla espesa, ¿en qué otra circunstancia puede emplear la luz antiniebla delantera? 

 

En CMR, te vamos a resolver todas las dudas en relación con los bancos de niebla, preparándote una serie de consejos. 

 

  • Verificar las condiciones de las carreteras y del tiempo: es muy importante antes de empezar un viaje comprobar el estado de la carretera y las condiciones climáticas. Si la situación no es buena, te aconsejamos posponer el viaje. 
  • Utilizar las luces adecuadas: con una niebla leve, enciende la luz de posición y los antinieblas delanteros. Al contrario, si la niebla es espesa y/o intensa, es obligatorio que enciendas los antinieblas traseros. CONSEJO: No enciendas las luces largas, ya que la luz se reflejará en la niebla y eso dificultará todavía más la visión.
  • Si conduces una moto, y hay niebla ligera a cualquier hora del día, el alumbrado que deberemos utilizar son las luces de cruce junto con las de posición y, si se dispone de ella, la luz antiniebla delantera. La luz antiniebla trasera solamente la utilizaremos cuando las condiciones meteorológicas o ambientales sean especialmente desfavorables, como en el caso de niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo.
  • Disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad: sirve para evitar posibles accidentes. 
  • No adelantar al menos que sea estrictamente necesario. Las carreteras con niebla reducen sensiblemente la visibilidad. Por esta razón, puede resultar peligroso adelantar, dado que los bancos de niebla no nos permiten ver todo lo que tenemos enfrente. En caso de realizar una maniobra debes extremar la precaución.
  • Control del frenado: aunque tengas una visibilidad decente, cuando hay niebla la carretera se convierte en una pastilla de jabón. Una invisible y traicionera capa de agua se deposita en el asfalto y el agarre de los neumáticos es prácticamente la mitad que en una carretera seca. La conducción segura consiste en ser capaz de reaccionar a tiempo, antes de que se produzca el imprevisto. Circulando con niebla es aconsejable no frenar de golpe y realizar un frenado de seguridad.
  • Estacionar en una estación de servicio o área de descanso: si no estás seguro de conducir con un banco de niebla, te aconsejamos estacionar una estación de servicio o área de descanso. Es recomendable evitar el arcén de la carretera, al menos que no sea un problema mecánico que no te permita avanzar. 

Conducir con niebla

En CMR te recordamos la importancia de mantener la precaución al volante con niebla y la revisión constante del vehículo, así como tu documentación.

 

Que no se te olvide que en nuestros centros de Palma y Marratxí, tramitamos la renovación del carnet de conducir en sólo 15 minutos. Únicamente necesitas traer el DNI y permiso de conducir.