Aunque el calor y el buen tiempo han sido una constante durante los últimos días, es evidente que el frío y las lluvias empiezan a dejarse notar en Mallorca. Al fin y al cabo, hace ya un tiempo que dejamos el verano atrás, y si bien en nuestra isla, de media, tenemos unos 300 días de sol al año, no por ello debemos olvidar que las condiciones meteorológicas adversas, como la nieve, la lluvia, el viento o la niebla, pueden llegar a ser habituales durante los meses de otoño e invierno en los que ya estamos inmersos, afectando, en ocasiones, nuestra conducción y la eficacia de nuestro vehículo.

car-691564_1280

Es por eso que hoy, desde Grupo CMR, queremos recordaros una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de coger el coche cuando el tiempo no es el más adecuado: todo ello para garantizar unos trayectos seguros, estables y sin sobresaltos para quienes van al volante y para el resto de ocupantes del coche y de la vía.

Primero de todo debemos tener cuidado especialmente con las primeras gotas de lluvia ya que suelen provocar un alto número de accidentes de tráfico. Son momentos en los que deberemos incrementar nuestra atención y prudencia al volante; no olvidemos que el pavimento está mojado y que suele provocar molestos patinazos que quizás nos hagan perder el control sobre nuestro vehículo.

blur-1845534_1280

Como ya hemos dicho, cuando conducimos en condiciones de lluvia tendremos que poner los cien sentidos  en la conducción y exprimir nuestra prudencia al volante, controlando lo máximo posible la velocidad en la que circulamos a la que se indica en cada tipo de vía, ya sabemos que en este tipo de circunstancias las condiciones en cadena suelen ser muy comunes y podrían provocar colisiones o incluso que salgamos de la vía.

Los conductores que se ven afectados especialmente por las condiciones meteorológicas adversas son los motoristas o usuarios de ciclomotor. Tened en cuenta que, sobre dos ruedas, la adherencia de los neumáticos es mucho menor que en el caso del coche.

Desde Grupo CMR queremos daros una serie de recomendaciones:

  • Haced una revisión de los neumáticos y comprobad que la presión es la adecuada según el modelo de su vehículo. Revisad el dibujo de vuestros neumáticos: si observamos que se comienza a borrar, es síntoma de que debemos cambiarlos. Unos neumáticos bien conservados evitarán derrapajes y aquaplaning.
  • Olvidad las prisas e intentad conducir con menor velocidad: veréis como así ejerceréis un mayor control sobre el vehículo.
  • Respetad la distancia de seguridad: si todos actuáramos así, se evitarían muchos accidentes de tráfico.
  • Revisad vuestro vehículo. Es aconsejable no olvidar revisar ciertos aspectos de nuestro vehículo:
  • Echad un vistazo a la dirección, el embrague, los frenos y el acelerador.
  • Tened mucho cuidado con el ‘aquaplaning’, que se produce cuando se acumula agua delante de los neumáticos a un ritmo mayor del que necesita el peso del coche para desplazarla.
  • En la medida de lo posible, si llueve demasiado fuerte, lo mejor es parar el vehículo. Tened en cuenta que las primeras gotas lluvia son las que provocan que el pavimento sea aún más resbaladizo.
  • Evitad adelantar a otros vehículos; si finalmente no queda más remedio que hacerlo, que sea siempre mayor cuidado posible.

Desde Grupo CMR creemos que la prudencia al volante es un valor que nunca debemos olvidar, y esta se vuelve realmente imprescindible en los meses con condiciones meteorológicas más inestables.